Lunes 19.11.2018

Hoy empieza todo

Acabaron las vacaciones y con ellas la tregua, si es que la hubo, que nos da la política en los períodos estivales.

 

Acabaron las vacaciones y con ellas la tregua, si es que la hubo, que nos da la política en los períodos estivales. Los próximos meses serán definitorios para aclarar lo que los españoles queremos. Las elecciones locales, autonómicas y quizá generales nos darán la oportunidad de dejar claro lo que nos gusta y lo que no. Tenemos toda la información que necesitamos y, por tanto, no podremos culpar a nadie de nuestros errores. 
Sabemos que el PSOE de Sánchez es capaz de pactar que quien haga falta para ocupar el Gobierno, también sabemos que el mismo PSOE pone alfombra roja a los podemitas para que alcancen gobiernos locales como ocurre en Madrid, Ferrol, Coruña o Santiago, entre otros. También conocemos las intenciones de los de Rivera, quienes una vez fagocitaron a la UPyD de Rosa Díez aspira a repetir jugada con el PP. aunque en este caso no se trata del pez chico si no del gordo, que no da facilidades y recuerda a los naranjas su torpeza en los tiempos de la moción de censura, que pudo provoca el cambio de voto del PNV y con ello dar luz verde a las aspiraciones de Sánchez. Los propios naranjitas reconocieron que no calibraron bien los movimientos de Sánchez con quien llegaron a firmar un acuerdo de gobierno que fracasó.
Tenemos a Podemos y sus mareas que andan a palos en Galicia y en Andalucía y que aprovechan la debilidad de Sánchez para ocupar puestos de poder en la televisión y en las empresas participadas por el Estado colocando a fieles sin más mérito que su lealtad a Iglesias y señora. Y tenemos a un PP que debe acreditar su cambio de la mano del nuevo líder. Casado ha levantado una ola de ilusión que debe materializar para convencer a los que abandonaron en las urnas a su partido y a los que se lo están pensando por faltas de firmeza en las decisiones de Rajoy que, en algunos casos, ponían en tela de juicio principios a los que el centro derecha no está dispuesto a renunciar. Los malos resultados del PP en Cataluña encendieron las alarmas y los erráticos movimientos de Sánchez con respecto a la memoria histórica están dando aire a una derechona que asoma en las encuestas y que se alimenta de los ataques a la transición que el PSOE perpetra para mayor cabreo de los viejos socialistas, que contribuyeron a la consolidación de nuestra democracia. 
Solo la unidad del voto de aquellos que no son de izquierdas puede revertir una situación que amenaza con perpetuarse con la suma de socialistas, comunistas, independentistas, podemitas y proetarras. Si esto sucediera, que Dios nos coja confesados porque los mercados y los inversores buscarían refugios lejos de aquí y el paro que estábamos empezando a reducir notablemente volverá a golpear, sobre todo, a las clases que más han sufrido la dureza de la crisis. 
Así las cosas, este primero de septiembre empieza todo. De la capacidad del centro derecha para reilusionar a la ciudadanía depende que el próximo Gobierno tenga los dos pies en el centro como punto de encuentro de una mayoría de españoles que deseamos estabilidad, paz social y un futuro con las menos incertidumbres posibles a la espera de un PSOE que recupere sensatez y sentido de Estado, más allá de planes cortoplacistas.

Hoy empieza todo
Comentarios