Lo que toca

josé romero p. seguín

Soberanía y soberbia


el objeto político Puigdemont no tuvo ni tiene otro sentido que el de gobernar

El grito

A la orilla de abril los grajos abrigan sus cantos con pieles

Calles

Las calles son por natural nuestras y en el nombre de ese poder

Banzai

Recuerdo y anticipo en mi memoria la imagen de esta sociedad enfrentada al Estado, en el cotidiano gesto de pedir, exigir, reivindicar, rogar... Cuando no, al filo de la intimidación o la extorsión.

Asco

Es entrar en los medios y sentir que tu centro de tolerancia

“Dedeado”

El psiquiatra me recuerda, buscando animarme, la bonanza de mi destino

Barrio

Soñé con un estanque de sombras en el que tiburones dorados

El salario de la dignidad

Lo justo no se debería tener que pedir ni exigir, lo lógico sería que naciese

Convención de Ginebra

Un niño chino recorre todos los días cinco kilómetros para ir a la escuela

“Panorama”

Pasacalle de coroneles con vistas al generalato sobre el fondo gris de la tragedia.

Familias 2.0

La vieja institución familiar se fragmenta en clanes tecnológicos,

Humildad y soberbia

Ha comenzado a llover con la mansa dulzura y dulce inocencia

Querido otoño

de la mano del otoño ha llegado el frío, se ha colado

Black friday

Este día me recuerda a los miembros de esas familias arruinadas

La manada

El ser humano reclama en la manada su condición de bestia.