• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Pasar de todo

Pasar de todo es una actitud ante la vida, en la que incurre el “nihilismo ontológico”

Los que merecen vivir

El ser humano es único, indivisible, irrepetible e insustituible.

Ideas y ocurrencias

El afán de conocer, que es connatural a todo ser humano, necesita el alimento

No utilizar la vía judicial

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su primera rueda de prensa para hacer balance de sus dos primeros meses de gobierno.

Rebajar la tensión

decir que en todo proceso de enfrentamiento es necesario

Utopía, motor del cambio

El progreso y la utopía son sendas tendencias naturales del afán o deseo del género humano por avanzar en la mejora de la vida

Errar no es fracasar

el filósofo francés Charles Pépin, en su libro “Las virtudes del fracaso”

Ser radical es positivo

Si nos atenemos al verdadero sentido y significado original de las palabras, “radical”, etimológicamente, se refiere a “raíz” o “principio de las cosas” y, como es obvio, las raíces son más fuertes y resistentes que las ramas que las rodean y ocultan.

El buenismo no es bueno

Salvar vidas humanas es un acto no solo solidario,  sino, también, de justicia; pero recurrir a los sentimientos para activar el sentido racional de las personas

La droga del poder

de entre las muchas definiciones existentes sobre la política

Dar para que nos den

Con un lenguaje claro, sencillo y contundente, el Papa Francisco, en su exhortación sobre la llamada a la santidad en el mundo actual, reconoce que “la realidad nos muestra qué fácil es entrar en las pandillas de la corrupción y formar parte de esa política cotidiana del doy para que me den, donde todo es negocio”.

Expansión de lo posible

Si Hegel dijo que la “libertad es la ley de la gravedad del espíritu humano”, Jean Paul Sartre afirmó que “el hombre está condenado a ser libre, ya que, una vez en el mundo, es responsable de todos sus actos”.

Necesidad del egoismo

Si abandonamos toda hipocresía, tenemos que reconocer que el “egoísmo” es tan necesario para el ser humano como el “instinto” lo es para los animales.

Conócete a ti mismo

El afán de saber, común y exclusivo de los seres humanos, se dirige, en sus comienzos, al estudio de la naturaleza o del mundo exterior

El comercio del saber

Todos los hombre tienten, por naturaleza, afán o deseo de saber, dice Aristóteles en su Metafísica y, para el filósofo Josep María Esquirol, “los infinitivos de la vida se reducen a dos: amar y pensar”.