Sábado 17.11.2018
La Opinión de

El alcalde quedó para el arrastre

Mike Tyson llenaba el Madison Square Garden y el público enloquecía con los puñetazos que le arreaba a sus rivales. No solían ser...

Unos catalanes un poco raros de más

Nueva Caledonia está llena lógicamente de neocaledonios, unos tipos cuspidiños al exfutbolista del Madrid Karembeu. Geográficamente se...

Un perfume que tienta a los tigres

No está claro si la tigresa se había comido a doce o trece personas, pero sí estaba claro que a T1, así la habían bautizado, le gustaba...

Goles entre orines en el Bernabéu

El VAR es un alivio. Mientras los árbitros ven repetida la jugada y discuten, uno se pega una carrerita hasta el cuarto de baño y le da...

Para comer, Venezuela

Los tiempos cambian. Antes se decía: “Para comer, Lugo”; los coches lucían pegatinas con el eslogan, muchos más alimenticio que el de...

Un escritor con gustos futboleros

A Vargas Llosa le dio por la literatura. Y con gran éxito. Pero también le gusta el fútbol. No es Manolo el del bombo, pero frecuenta...

Todos contra uno en el PSOE local

La marcha de Paco Vázquez, el coruñesismo hecho hombre, dejó huérfano al PSOE coruñés. Han pasado ya un feixe de anos desde entonces y...
Artículo destacado

Espinar no renuncia a ser un pulpo

EL novel especulador inmobiliario Ramón Espinar haría bien en incorporar el pulpo a las mariscadas barateiras que se come en la Galiza ceive, más que nada por solidaridad, porque cada vez que se asoma a Twitter le dan la del ídem. Lo inflan un día y al siguiente vuelve a por más. Quizá tenga un puntito de masoquista y dentro de un par de días aparezca vestido de cuero negro –black, diría su…