sábado 23/1/21

EL SUEÑO SE HIZO REALIDAD

El Deportivo acabó, al fin, con la condena en Segunda División. Costó mucho la redención de la pena, pero el equipo ya está de vuelta en Primera, el lugar que le corresponde y el que se merece la afición, que jornada tras jornada demuestra su entrega a unos colores y sufre por ellos en la misma medida en la que disfruta cuando los sueños, como el del regreso a la élite, se hacen realidad. Esas tres circunstancias son motivos suficientes para festejar el éxito culminado en el partido contra el Jaén, pero también para empezar a diseñar de inmediato el futuro y, con las limitaciones que impone la situación económica del club, sentar unas bases sólidas que garanticen unos años brillantes. 

El Deportivo acabó, al fin, con la condena en Segunda División. Costó mucho la redención de la pena, pero el equipo ya está de vuelta en Primera, el lugar que le corresponde y el que se merece la afición, que jornada tras jornada demuestra su entrega a unos colores y sufre por ellos en la misma medida en la que disfruta cuando los sueños, como el del regreso a la élite, se hacen realidad. Esas tres circunstancias son motivos suficientes para festejar el éxito culminado en el partido contra el Jaén, pero también para empezar a diseñar de inmediato el futuro y, con las limitaciones que impone la situación económica del club, sentar unas bases sólidas que garanticen unos años brillantes. 

Comentarios