lunes 18/1/21

LA MENTIRA CATALANA

La afirmación de que una mentira repetida mil veces acaba siendo una verdad es plenamente certera; solo hay que ver lo que está ocurriendo con Cataluña para darse cuenta de ello. Y si la falsedad se reviste con el ropaje adecuado aún es más fácil conseguir que quienes han sido elegidos como víctimas de la estafa no se den cuenta del timo que les espera. La permanente invocación al derecho a decidir, a su condición de principio básico de la democracia es el traje de gala escogido para dotar de verosimilitud a la trampa. Pero los propios farsantes se ponen a sí mismos al descubierto, puesto que no hay  principio más básico de la democracia que respetar la Constitución.

Comentarios