miércoles 2/12/20

MÁS Y MÁS DISLATES

Si la situación provocada tras el contagio por ébola de la auxiliar de enfermería gallega fue dantesca, lo que ayer sucedió en este país fue tal vez peor. El personal sanitario saliendo en todas los medios de comunicación asegurando que no tienen ni idea de cómo actuar frente a un posible caso. El Gobierno intentando tranquilizar sin conseguirlo. Las redes sociales divulgando bulos sobre nuevos positivos por el mortal virus que eran reproducidos por los llamados medios serios. Una carga policial para intentar recoger al perro de la afectada para sacrificarlo. Y, como colofón, la confirmación de que Teresa Romero se contagió al tocarse la cara con los guantes puestos. Un conjunto de dislates que han conseguido hacer temblar a medio mundo.

Comentarios