domingo 25/10/20

MÁS ATASCOS EN LA AUTOPISTA

Lo que cada fin de semana sucede en la autopista AP-9 ha dejado de ser un incidente para convertirse en un auténtico cachondeo. Que los conductores tengan que pagar después de soportar kilométricas colas, para dejar el dinero en la mayoría de los casos en unas máquinas que fallan o que muchos conductores no terminan de comprender, no es de recibo. Sobre todo si se tiene en cuenta que la autopista del Atlántico es la tercera más cara del país y que, además, en esta tierra las vías alternativas o no existen o, en realidad, no son alternativas. Mientras, la Xunta alza la voz pero no todo lo alto que puede, tal vez a la espera de que la empresa no se moleste y aplace las ampliaciones de las entradas a Vigo, Santiago y A Coruña. Las elecciones están cerca.

Lo que cada fin de semana sucede en la autopista AP-9 ha dejado de ser un incidente para convertirse en un auténtico cachondeo. Que los conductores tengan que pagar después de soportar kilométricas colas, para dejar el dinero en la mayoría de los casos en unas máquinas que fallan o que muchos conductores no terminan de comprender, no es de recibo. Sobre todo si se tiene en cuenta que la autopista del Atlántico es la tercera más cara del país y que, además, en esta tierra las vías alternativas o no existen o, en realidad, no son alternativas. Mientras, la Xunta alza la voz pero no todo lo alto que puede, tal vez a la espera de que la empresa no se moleste y aplace las ampliaciones de las entradas a Vigo, Santiago y A Coruña. Las elecciones están cerca.

Comentarios