sábado 5/12/20

J.A. MARCOS BLANCO

Chato Marco,que así es como lo conocen sus amigos, es un coruñés de los que marcan la diferencia. Su vida profesional lo llevó a vivir en diferentes ciudades, destacando su gestión al frente de la Caja de Ahorros de Orense, a la que rescató de la UVI para convertirla en una de las diez cajas mas fuertes de España.

Chato Marco,que así es como lo conocen sus amigos, es un coruñés de los que marcan la diferencia. Su vida profesional lo llevó a vivir en diferentes ciudades, destacando su gestión al frente de la Caja de Ahorros de Orense, a la que rescató de la UVI para convertirla en una de las diez cajas mas fuertes de España. Salvó también de la quiebra a la Cooperativa Aceitera de Uteco-Jaén para ir a parar a Badajoz, donde desarrolló su labor como director general de la Caja Extremeña durante más de 25 años. Esta caja fue reconocida como una de las mas solventes de España y es de las poquísimas que no precisó ningún tipo de ayuda.

Ahora que la mayoría de los responsables de las cajas están sometidos a todo tipo de investigaciones y soportan un gran desprestigio social, este coruñés es protagonista de todo tipo de homenajes en la ciudad pacense. Más de 1.000 personas lo acompañaron en una comida homenaje durante la cual se le anunció su nombramiento como Hijo Adoptivo de Badajoz. Ahora, el Concejo extremeño le ha dedicado una avenida que llevará su nombre y le llueven ofertas de trabajo que no atiende, pues su deseo es vivir en La Coruña. Es hermano de otro gran coruñés Carlos Marcos

Y digo yo: tal y como están las cosas y con el talento que José Antonio Marcos ha demostrado, no le vendría mal a Castellano contar con su experiencia para sacar adelante el proyecto del gran banco gallego que persigue. Galicia no puede renunciar a las aportaciones que los hombres más preparados pueden hacernos en estos tiempos. Imagino la envidia de algunos, que lejos de obtener el reconocimiento de sus conciudadanos tienen que ir por la calle con gorra y gafas de sol.

Enhorabuena, José Antonio, y gracias por presumir de coruñés cada vez que te reconocen tus méritos. Es bien cierto que tu don de gentes, tu bondad innata y tu afán por ayudar a los demás han brillado en cuantas actividades has emprendido y han sabido llevar a buen puerto. Por todo ello y por mucho más, bien regresado a tu patria chica, coruñés de una pieza.

Comentarios