jueves 22/10/20

EL DÍA DE LAS FIESTAS ILEGALES

La crisis que el Gobierno da por superada se llevó por delante decenas de locales de hostelería y de ocio nocturno. Lógico, puesto que la mala situación de las economías domésticas obligó a recortar gastos y uno de los presupuestos en los que primero se aplicaron los recortes fue el destinado “a copas”. No obstante, Fin de Año es una fecha en la que por su significación es habitual renunciar a la necesidad de contenerse y “darse un capricho”. Ese derroche, que podría convertirse en un alivio para las depauperadas cuentas de los hosteleros, acaba convertido en un filón para la competencia desleal a la que se enfrentan los pubs y las discotecas en Año Nuevo y que en esta ocasión alcanza unas proporciones inusitadas en A Coruña y su área de influencia. La Asociación de Discotecas y Sala de Fiesta de Galicia calcula que en la comarca herculina se celebrarán hasta 60 fiestas ilegales, alguna de ellas organizadas de manera clandestina. El peligro que entrañan ese tipo de celebraciones es evidente, ya que no existe el más mínimo control, ni en lo que se refiere a respetar las limitaciones sobre el aforo ni con relación a las condiciones de seguridad del local o a la calidad de las bebidas que se ofrecen. Acudir a una de esas fiestas supone por lo tanto exponerse a un peligro de incalculables consecuencias.

Comentarios