jueves 02.04.2020

De piedras y pedradas

Corría el año 844 cuando Santiago irrumpe en la batalla de Clavijo y, montado en un hermoso caballo blanco, cargó contra los infieles que huyeron cobardemente. El pasado miércoles, en la catedral, el alcalde de Compostela, aprovechando la recuperación del Códice repite el grito de ánimo (Ultreia) frente a la crisis.

Corría el año 844 cuando Santiago irrumpe en la batalla de Clavijo y, montado en un hermoso caballo blanco, cargó contra los infieles que huyeron cobardemente.

El pasado miércoles, en la catedral, el alcalde de Compostela, aprovechando la recuperación del Códice repite el grito de ánimo (Ultreia) frente a la crisis.

Ese mismo día el obispo le pide a los fieles que sean buenos, solidarios y generosos, mientras el alcalde de Amoeiro, Ourense, le pide al obispo que pague el IBI o le embargará las cuentas y bienes.

Manuel Rivas, repasando la historia, nos recuerda que a Galicia llegaron el Apóstolo, los santos y los mitos en piedra… en barcas de piedra y se lamenta de que nuestro Gobierno está petrificado.

Y esto viene a cuento pues la exposición “Gallaecia Petrea”, la más ambiciosa que conoció Galicia, pasa sin pena ni gloria y es un fracaso por falta de público y O’Rivas nos cuenta que “en los seis mil metros cuadrados hay más piedra que gente”. Tal vez por eso, amigo Manuel, el conselleiro de Cultura anuncia que no da las cifras pues “son una bomba”.

Y de bombas a pedradas: a la vista de las cifras que maneja su partido, Feijóo quiere forzar un cambio legal para conservar su mayoría absoluta y por eso impulsa reformar la ley electoral y primar así sus graneros de votos. El portavoz del partido de la gaviota, Puy Fraga, cree que es lo justo y necesario, mientras la oposición acusa al PP de tácticas golpistas para seguir en el poder… Según la ley D’Hont, el cambio perjudicará a las minorías.

Y, mientras Santiago seguía a caballo, en lo alto de la catedral y espada en mano, en Madrid el exgobernador del Banco de España le recuerda a Mariano y a sus cuates que España está como Irlanda. Que ellos son los que generaron desconfianza, pues en 2011 la prima estaba 200 puntos por debajo de la italiana y España estaba en diciembre de 2011 alejada del rescate.

Una pedrada en toda regla en el frágil cristal que el Gobierno coloca delante de sus cifras, actos y mentiras.

Y es que, según Fernández Ordóñez, “ha habido un hundimiento de la confianza” desde que Rajoy pidió el voto para darnos felicidad y confianza.

Lo: dicho entre piedra y pedradas.

De piedras y pedradas
Comentarios