lunes 18/1/21

COCHES DE LA TERCERA EDAD

La edad media de los coches ha ido creciendo en A Coruña hasta situarse ya en los diez años; todavía es inferior a la española (11,3 años), pero esa circunstancia no debe servir de consuelo, ya que el parque automovilístico español es el más viejo de la Unión Europea. Pero al margen de los datos puramente estadísticos, lo importante son las consecuencias de que haya tantas carracas circulando por las calles de la ciudad.
La primera de ellas es el menoscabo que sufre la seguridad, puesto que los expertos aseguran que la posibilidad de fallecer en un accidente de tráfico se triplica en los coches de más de diez años. El riesgo, pues, al que se exponen los conductores es evidente. El medio ambiente sufre también las consecuencias de un parque automovilístico envejecido, ya que un coche nuevo consume un 30% menos de combustible –un hecho que, con los precios de los carburantes, repercute en el bolsillo del propietario– y emite un 95% menos de partículas que uno viejo.  
Esta situación hace que sea imprescindible el mantenimiento de los planes de ayuda para la compra de vehículos, con los que no solo se consigue renovar el parque, sino que además se colabora en la recuperación del sector, que es uno de los más golpeados por el mal estado de las economías familiares como consecuencia de la crisis.

Comentarios