miércoles 16.10.2019

ATRACO A LAS TRES

No se trata de la película de aquel cine español que luchaba contra le censura, sino de las declaraciones del dueño de una empresa publicitaria que confesó al juez que le pagaban en dinero negro, en las oficinas del PP, por orden de Matas y que la trama se ampliaba a “tres gobiernos autónomos populares”.

No se trata de la película de aquel cine español que luchaba contra le censura, sino de las declaraciones del dueño de una empresa publicitaria que confesó al juez que le pagaban en dinero negro, en las oficinas del PP, por orden de Matas y que la trama se ampliaba a “tres gobiernos autónomos populares”.

Así pues, atraco a (en) las tres: Baleares, Castilla y León y Madrid, estafadas por los de la gaviota, mientras Rajoy, Cospedal, Sáez de Santamaría, etc. miran hacia otro lado.

Añadan a estas tres “atracadas” a Valencia, que tiene ya un expediente en los juzgados que llega hasta el techo y hagan apuestas dónde “saltan” otras ramas del mismo árbol o, para seguir con el nombre registrado, nuevos agujeros del cinturón.

La confesión del empresario que financió ilegalmente al PP relata hasta el detalle la trama delictiva que “amañaba los concursos para dárselos a mi empresa” y añade “hice facturas falsas para Castilla y León y la Comunidad de Madrid…”, explicando que en la trama participaban importantes empresarios, como el que fue presidente de los empresarios, dueño de un emporio turístico, Díaz Ferrán, responsable del despido de miles de trabajadores, que financió a Matas y Aguirre y ya pasó por los juzgados.

A falta de una explicación, aclaración o petición de perdón por parte de los populares, una de las administraciones implicada en el asunto –pongamos que hablo de Madrid– privatiza aún mas la sanidad impulsando la conversión en sociedades privadas a centros de salud, impone el euro por receta y, en fin, pone en manos de empresarios la gestión de los hospitales pagados con dinero público.

Y mientras el gobierno de los populares suben los impuestos (en A Coruña, en Madrid, en Castilla y León, por poner ejemplos fáciles de comprobar) o recortan los gastos sociales y los empleos públicos (en la policía) el BOE, aprovechando la fecha festiva de “difuntos”, publica la lista de ciento veintinueve altos cargos de confianza que engordarán la administración. Echan a funcionarios y fichan jefes entre sus familiares y correligionarios.

Se llenan la boca contando que “han pechado chiringuitos” y descubres que en Madrid hay una Dirección General de Grandes Eventos –cuestionada por la tragedia del Madrid Arena– dirigida por el “ex” presidente de Nuevas Generaciones del PP.

Atraco a tres. ¿Quedará impune? ¿Dará mayor cosecha de votos?

ATRACO A LAS TRES
Comentarios