Miércoles 14.11.2018

Una se ríe y otra llora

LA vida de Fernando Alonso va a toda velocidad... cuando es peatón, porque sentado al volante encajaría mejor en un documental de La 2 sobre la vida de la tortuga que en la transmisión de una carrera de fórmula 1 narrada con pasión por el calvo de Tele 5. Sin embargo, el piloto asturiano no pierde los ánimos; es más, lleva unos días felicísimo. La pretensión del Gobierno de rebajar la velocidad en las carreteras secundarias lo ha llevado al paraíso. Podrá pasear por el Principado en su bólido y no desentonará. Su sonrisa contrasta con el enfado de María Seguí, directora de Tráfico en tiempos del PP, que se siente la madre de la idea de ralentizar la marcha de los coches. Más que importarle que el PSOE se haya apropiado del proyecto, lo que le duele es que el Gobierno de Rajoy la rechazó por motivos electorales. Eso jura y perjura ella, pero hay también quien asegura que habla desde el rencor, pues el antiguo ministro del Interior la obligó a dimitir después de que se descubriese que había financiado a dedo tres proyectos de su marido. El asunto aún está en el juzgado, porque la justicia va lenta.

Una se ríe y otra llora
Comentarios