• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Un debate sin nombres

CONFIRMDO: el coruñés que gobierna Santiago, Martiño “2.0” Noriega, no es humano; o si lo es, pertenece a otro estadio de la evolución de la especie –¿más avanzado?, ¿más atrasado? ¡Misterio!–, ya que por sus venas no corre sangre. Cada día le estalla en el Concello algún asunto que sonrojaría al más templado de los hombres, pero él ni rosa se pone. ¡A él qué le importa la ciudad! Lo suyo es mantener el carguiño y para eso lo primero es dinamitar En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. Ese es su empeño y por eso azuza con la aguillada a unos zascandiles contra el exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares. Él, como en los tiempos de la sala NASA, se mantiene oculto entre bambalinas y cuando alguien le pregunta si encabezará una lista alternativa a la del voceiro responde que no se trata de un debate de nombres. Acabáramos, va a ser un debate de fútbol, como el de todos los lunes en el bar de la esquina.