jueves 22/10/20

El túnel del tiempo en versión José María Aznar

JOSÉ María Aznar, que ahora se ha metido a lobista, con “b”, no con “v”, o sea, no será un depredador de mujeres, sino un depredador de voluntades, por cierto, al servicio de Trump, no para de dar consejos al partido del que era presidente de honor, es decir, el PP, al que condujo al deshonor absoluto, pues durante su imperio fue cuando la corrupción se desbocó. La semana pasada le dio por pedir nuevas ideas políticas y más reformas porque “el ciclo económico no hará todo el trabajo por nosotros”. Ojalá lo hiciese; así ni siquiera habría que incorporar robots al mercado laboral. Para rematar su carta a la Reyes, sentenció: “No podemos quedarnos a vivir en el mundo de ayer”. Ahí sí que tiene toda la razón; si nos hubiésemos quedado en ese mundo él aún sería el presidente del Gobierno. ¡Qué miedo!

Comentarios