martes 27/10/20

De la transparencia absoluta a las paredes de plomo

 

el refranero, que es muy listo, dice eso de “dime de qué presumes y te diré de quécareces”. Una máxima que los mareantes coruñeses cumplen a rajatabla. Llegaron a María Pita asegurando que su entrada en el Gobierno local era la entrada de la xente do común. Prometieron transparencia, nuevos modos y, al final, han caído en la ocultación y las dudas sobre su amiguismo. Fueron ellos, por ejemplo, los que se pusieron como norma la publicación de sus declaraciones de IRPF todos los años. Lo anunciaron y pregonaron como el modo de garantizar que no estaban en política para enriquecerse. Por supuesto que no están obligados a ello, más allá de su propia promesa. Tal vez por ello, o por que tengan algo que ocultar, este gesto solo fueron capaces de realizarlo el año de su llegada al poder. Desde ese momento, nada se sabe de la fiscalización de sus ingresos. Del mismo modo, cabe preguntarse en qué oscuro recoveco de internet ha quedado la lista de los firmantes del manifiesto de Marea Atlántica. Esa que tantos problemas les dio por las acusaciones de amiguismo y que ya es imposible de consultar. FOTO: xulio ferreiro, durante un pleno municipal  | aec

Comentarios