martes 26/1/21

Un tipo instruido en la fe blanquiazul

LAMPROPOUlOS no vio jugar a Chacho ni a Acuña, ni siquiera a Luisito Suárez. Es la lógica del tiempo; si el griego los hubiese visto jugar vestidos de blanquiazul, sería un buen fichaje para el Deportivo de superveteranos, pero no para el equipo que sueña con volver a Primera.Sin embargo, asegura que sigue al equipo coruñés desde que los cinco años –ahora tiene 29– y que Djalminha y Valerón son dos de sus ídolos. Y añade que si Álex Bergantiños hubiese jugado en Mallorca, se habría logrado el ascenso. Está bien instruido en deportivismo. Solo le faltó asegurar que su padre estuvo pensando en ponerle de nombre Riazor. FOTO: Vassilis lampropoulos | quintana

Comentarios