lunes 26/10/20

El temor a que Duterte marque tendencia

LOS últimos de Filipinas jamás hubiesen existido si el actual presidente del país, Rodrigo Duterte, fuese el cabecilla de la revolución. Todos los españoles que allí estuviesen se habrían peleado por ser los primeros en volver a casa, pues el tal Duterte es un auténtico salvaje. Su última machada ha sido amenazar a los corruptos con tirarlos de un helicóptero, como aseguró que ya había hecho con un chino sospechoso de secuestro y asesinato... Menos mal que España está civilizada, porque, como se impusiese esa moda, se convertiría en el país del mundo con el tráfico de helicópteros más intenso.

Comentarios