sábado 06.06.2020

Unos teatreiros con trabajo en invierno y en verano

LOS niños, buenos observadores y tan dados a la sinceridad como lo borrachos, andan estos días por la Ciudad Vieja con los ojos abiertos como platos y poniendo en un aprieto a sus padres con sus juicios –juicios infantiles, pero juicios, al fin y al cabo– sobre la feria medieval. Buscan y no encuentran a los animales con los que tan bien lo pasaban, desde la aves de cetrería hasta los ponis, y a sus progenitores no les es fácil explicarles que el buenismo tipo Adena los ha excluido del mercadillo. Pero no es esa su única preocupación; lo que más les inquieta es ver en la Feira das Marabillas a muchísimos de los figurantes de la cabalgata de Reyes, zancudos, orcos, acróbatas... Habrá que preguntarle a la psicomotriz Claudia Delso, la mareante más puesta en cuestiones teatreiras, qué tipo de pluriempleo es ese.

Comentarios