jueves 22/10/20

Las sucursales bancarias son una especie a extinguir

si cada vez que suena una campana un ángel gana sus alas, cada vez que sale el Sol España pierde seis bancos, no de los de sentarse, esos se destrozan en las noches de botellón, de los de guardar el dinero. Desde hace tiempo, las entidades apuestan por recortar su red de sucursales y, por primera vez desde 1980, la red de oficinas a disposición de los ciudadanos ha bajado de 25.000. Y, por supuesto, Galicia se encuentra entre las comunidades que ve cómo más oficinas echan el cerrojo. El problema es que, por lo general, el grueso de estos cierres se produce en el rural, que es donde las entidades tienen menor volumen de negocio, lo que provoca que los vecinos se queden sin un servicio fundamental para su día a día.

Comentarios