martes 1/12/20

Una sucesión que se complica mucho

GALICIA se despuebla; Ourense también, pero lo hace a un ritmo más lento que el resto de la comunidad, puesto que es la provincia con la mayor esperanza de vida. Algo tendrá que ver la dinastía Baltar con esa longevidad, pues gobierna allí casi desde la noche de los tiempos. Pero, como si se tratase un bumerán, esa circunstancia puede golpear al próximo proceso sucesorio. Quizá Baltar II llegue a ser tan viejo que cuando transmita el poder a su hijo, este ya sea un pensionista. Como le ha ocurrido a Carlos de Inglaterra con su madre, pero en versión enxebre y con música de trombón.

Comentarios