miércoles 21/10/20

El sospechoso trío que quedó en dúo

LA teoría prometía una fiesta excitante, pero la práctica desmintió la suposición y el asunto acabó en el juzgado. Los Reyes Magos se adelantaron un pelín en una vivienda de Cangas do Morrazo y el 4 de enero de 2017 llegaron en forma de gigoló que un hombre había contratado para que tuviese sexo con su esposa. Cuando la mujer y el “asalariado” estaban en plena faena, el “empleador” quiso sumarse para hacer un trío, ella se negó y él la golpeó, por lo que acaba de ser condenado a seis meses de cárcel. Hay quien sospecha que lo que quería era acostarse con un hombre y no se atrevía a planteárselo a su esposa. FOTO: unos pies que reflejan “confusión” en la cama | youtube

Comentarios