viernes 4/12/20

Solo hubo un año y medio de retraso

LAS tropas de Fomento ya pueden tomar la Comandancia de Obras. La firma del acta del replanteo ha eliminado el último obstáculo para el inicio de la reconversións. Non vai sen tempo; pues lo harán con un año y medio de retraso, demora que hay que agradecer a la Marea, nasía pa’ganá. Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, podría haber acortado la espera. La jefatura de la Policía Local se contaba entre sus ducias e ducias de competencias –si cobrase por cada una de ellas en dos días daría el salto a la lista Forbes–, pero nunca se le ocurrió mandar a un agente a darse una vuelta por allí. Su sucesora en el cargo, Rocío Fraga, concejala de Igualdad y Diversidad –¡vaya nombrecito!, ¿alguien se puede imaginar un departamento de Impuestos y Evasiones?, pues eso– tampoco dio la orden. Todo se fió al diálogo, del que se encargó a la psicomotriz Claudia Delso, con lo cual desde el principio estuvo claro que la negociación iba a fracasar. Así fue y lo que iba a ser “ommmm” acabó en “ayyyy”. Eso sí, siempre nos quedará la Policía Nacional para echarle la culpa. Otro éxito para engrandecer la hoja de méritos mareante. Menos mal que a nadie de Fomento se le ocurrió no afeitarse hasta que se arreglase todo, porque cualquier hipster a su lado parecería un barbilampiño. FOTO: un agente saluda a Ferreiro en la jefatura de la policía local | aec

Comentarios