martes 26/1/21

Solidaridad en letras mayúsculas

Casi siempre coincidiendo con el pistoletazo de salida de las compras navideñas, en ese momento en el que las luces en las calles y los centros comerciales recuerdan a los ciudadanos que el momento más consumista del año está ya a la vuelta de la esquina, miles de personas se sitúan en las entradas de los supermercados para hacer una llamada a la solidaridad. Se trata de los voluntarios de los bancos de alimentos que funcionan en todas las ciudades y con cuya labor consiguen que el día a día de muchas familias sin recursos sea un poco más fácil, a veces, incluso, que puedan ser. Y lo mejor de todo es que año tras año, cada vez que se organiza una de estas macrooperaciones de recogida, los ciudadanos demuestran que saben estar a la altura, como se puede comprobar con echar un vistazo a los carros con los donativos que se acumulan junto a las entradas de supermercados e hipermercados. Ojalá que este año se bata, una vez más, otro récord.

Comentarios