Domingo 24.02.2019

Otro servicio de Lucas al Deportivo

Lucas “Buah, neno” Pérez se marchó un tiempo a Londres y se transformó el “Bouah, boy”. Regresó de la city, recuperó su personalidad originaria, pero poco después volvió a irse para allá. Valor tiene, pues retornó a London sabiendo tan poco inglés como sabía cuando había ido la primera vez. Ahora está al borde de una nueva metamorfosis; puede convertirse en “Buah, quillo”, si se va al Betis, o en “Buah, noi”, en caso de que fiche por el Valencia. Ambos lo quieren y al equipo al que llegue le sobrará un jugador... A ver si de rebote aún va a pescar el Deportivo al marginado. Lucas “Buah, neno” Pérez, the fisherman.

Otro servicio de Lucas al Deportivo
Comentarios