lunes 26/10/20

El sedentarismo crea tendencia en Santiago

SI es verdad que el que mueve las piernas, mueve el corazón, el del alcalde de Santiago ha dejado de latir. Y es consecuencia directa de haber reproducido la superficie de la Luna en las calles de la ciudad. La profusión de fochancas –la versión compostelana de los cráteres lunares– ha provocado que cada vez haya menos viandantes y que hasta Martiño “2.0” Noriega se resista a caminar desde la casa de concello hasta la sede de la Marea del Sar, separadas por solo quinientos metros. Y así pasa lo que pasa, que utiliza su despacho del ayuntamiento para graba un vídeo promocional de su partido... ¡Cuánto daño hace el sedentarismo!

Comentarios