Rompetechos pasó por el Congreso

Rompetechos, personaje de tebeo engendrado por Ibáñez, era la antítesis del lince; no por ser torpe en sus movimientos, sino porque no veía nada. La ceguera es una enfermedad muy extendida entre los peperos. Esperanza “Metomentodo” Aguirre demostró que la sufría al poner todas sus complacencias en Francisco Granados, el cabecilla de la trama “Púnica”. También él confirmó que necesita con urgencia una revisión ocular, pues durante su comparecencia ante la comisión del Congreso que investiga la corrupción afirmó que jamás había visto un solo euro de dinero negro en el PP... ¡Excepcional!, debe de ser el único en el mundo al que le ocurrió algo así. FOTO: granados | aec