miércoles 28/10/20

Un regalo que, al parecer, es muy necesario

En plena ola de solidaridad espontánea, de vecinos dejando bolsas con la compra en la puerta de al lado y empresas donando mascarillas a sanitarios de la otra punta del país, la iniciativa de una firma de juguetería erótica ha sido una de las más peculiares. Y de las más agradecidas, en vista de los resultados. Amantis decidió regalar mil succionadores de clítoris al personal sanitario, para ayudar a aliviar su estrés, y el stock se agotó en tres horas. Los pedidos se sucedieron a tal velocidad que hasta se colapsó la web. La mayoría de los aparatos, al parecer, irá a parar a Madrid, donde desde el inicio de la pandemia la presión es tal que nadie duda de la falta que les hace a las que luchan en los hospitales que les saquen una sonrisa.

Comentarios