martes 19/1/21

La reaparición de la estaca de Llach

Allá por la noche de los tiempos, Lluís Llach era cantautor y llevaba a todos los recitales una estaca que acabó en el desván cuando empezó a dedicarse a otras actividades. Pero debió darle un buen tratamiento antipolilla porque la ha recuperado ahora y está perfecta, tanto que ha amenazado con ella a los funcionarios catalanes con morir entre terribles sufrimientos si no apoyan la desconexión. Puigdemont, Forcadell, Junqueras, Romeva... le tocaron las palmas para agasajarlo. Pero, a ver, ¿lo de Llach era la nova cançó o el flamenco? A ver si va ser un charnego infiltrado. FOTO: forcadell y llach, muy tiernos | aig

Comentarios