miércoles 5/8/20

El pulpo dejará de ser un lujo

cuentan los más viejos del lugar que antaño los campos se abonaban con marisco. Antes de que se inventara la nouvelle cuisine ya alguien descubrió que aquellos bichos de aspecto más que sospechoso estaban demasiado ricos como para que terminarán favoreciendo el crecimiento de los tomates. Y, desde ese momento, su precio no ha dejado de crecer. Algo parecido está sucediendo con el pulpo. Hay que reconocer que el bicho es feo y que seguro que el primero que le metió el diente tenía que tener mucha hambre para atreverse a semejante proeza. Pero justo desde ese momento, se ha convertido en una especie de delicatessen. Sin embargo, es posible que su precio en breve comience a bajar y todo gracias a un colectivo de investigadores que han conseguido que se reproduzcan y crezcan en cautividad. Seguro que hay alguien que afirma que no están tan buenos como los salvaxes.

Comentarios