lunes 3/8/20

Puigdemont logra el más difícil todavía

Hay jueces en Bélgica que, al parecer, dudan de la calidad democrática de España. Sería deseable ver si la Ley Electoral del país flamenco permitiría a un prófugo de la justicia presentarse como candidato y, no solo eso, participar en la campaña, aunque sea en modo Matrix y a través de una pantalla gigante de vídeo. Eso fue lo que ayer hizo Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat para todo el mundo menos para él mismo, que sigue atrincherado en su refugio belga mientras espera una resolución de la justicia sobre su extradición a España. Habrá que ver que hace si sale elegido para el Parlamento (es evidente que no logrará repetir como president). Los expertos dan por hecho que intentará de nuevo plegar la normativa a su favor para conseguir tomar posesión de su acta a distancia. Tampoco sería tan extraño, al fin y al cabo, la capacidad de este hombre para dar saltos mortales y caer de pie ya no sorprende a nadie, por mucho que, en la mayoría de los casos, roce el esperpento. FOTO: Carles puigdemont en su mitin virtual | EFE

Comentarios