viernes 25/9/20

La prueba irrefutable de la capacidad de convocatoria

LO que iba a ser festa rachada se quedó en trouliña –y diurna, además, para desgracia de Paula “Carglass” Quinteiro, que es más de la nocturna–, salvo la de la bloqueirada. El Beneguai casi enche la Quintana con eso de la Galicia ceibe y socialista. Había mucho nostálgico, de aquellos cuando los ahora miembros de la sección vintage aún eran casi juveniles. En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué, no llenó ni mucho menos. ¡Ay si la valenciana Mónica Oltra, estrella invitada, hubiese preparado una paella...! A lo mejor se veían menos claros. Los anovados irmandiños tampoco llegaron al abarrote no Parrote, en este caso en Galeras. Pero allí estuvo el ya octogenario Beiras, que no se pierde un Día da Patria desde el momento mismo del big bang. Y tronó como un lóstrego –si no lo hiciese no sería el Mesías de los nacionalistas de la nazón de Breogán– para exigir a Esquerda Unida y a Podemos más lealtad al proyecto del partido instrumental. Aún va a resultar que ellos son fieles al exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares. FOTO: el beneguia encheu máis ou menos la quintana | efe

La prueba irrefutable de la capacidad de convocatoria
Comentarios