domingo 20/9/20

Problema resuelto; así que a por otra crisis

CARMEN Santos, la vicaria de Pablo Iglesias na terra, mira de esguello –mala señal–, pese a lo cual presume de que los círculos concéntricos enxebres se caracterizan por sus relaciones fraternales. Tan fraternales son esas relaciones que la diputada Ángela Rodríguez, alias Pam, cuando se refiere a ella la llama “la puta coja”. Pero Santos sigue a lo suyo, que es mantener el carguiño, y se agarra con fuerza a la coleta de su jefe como los indios lo hacían de las crines del caballo. De hecho, para que no le vayan a mover la silla ya ha colocado como secretaria de Organización a una afín, Natalia Prieto. La teoría era negociar con los críticos un acuerdo para sustituir a Juan Merlo, pero para qué va a hacer falta el diálogo cuando un dedazo siempre ha sido más certero.  

Comentarios