martes 4/8/20

Un problema de difícil solución

hay sucesos que acontecen en la realidad, pero son tan disparatados que parecen propios de la ficción. Por ejemplo, el que ha ocurrido en el ayuntamiento de Lugo, donde un fallo en una máquina de café hizo saltar los limitadores eléctricos y provocó que durante dos días no hubiese internet. Si la situación ya es de por sí complicada, qué decir de la solución; ¿a quién se llama para resolverla? ¿A un electricista?, ¿a un informático?, ¿a Juan Valdés...?, porque tampoco es cosa de que los funcionarios vayan de casa a su puesto de trabajo en el concello con una vela, un termo y el ordenador personal. FOTO: juan valdés, con su burro | aec

Comentarios