miércoles 12/8/20

La primera víctima de las autonómicas

La debacle electoral de los podemitas gallegos ya se ha cobrado su primera víctima. El exalcalde compostelano Martiño Noriega deja la política y se vuelve a sus cuarteles de invierno de la medicina después de haber sido incapaz de mantener la Alcaldía de Santiago y, ahora, tras el estrepitoso fracaso de Galicia en común. Dice que nunca dejará la política y que seguirá en ella desde la sanidad o desde la calle, pero, por ahora, lo de la primera línea no lo contempla. Y, tal vez por eso de morir matando, achaca el éxito del BNG a que copiaron la estrategia de las mareas. Vamos, que el éxito del BNG es también un poco suyo. FOTO: martiño noriega | aec

Comentarios