Miércoles 21.11.2018

El presidente de Valencia y el amor a la familia

 

DE Lendoiro se podrá decir lo que se quiera, pero jamás se podrá negar que fue un ejemplar padre de familia, pues consiguió el pleno empleo para su prole, por cierto bastante numerosa. Los colocó a todos en el Deportivo, del que causalmente era el presidente... pero los colocó. Pero solo impartió lecciones laborales, porque de lo que se refiera a la gestión empresarial casi mejor no hablar. Al socialista Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana, le ocurre exactamente lo mismo. Su labor al frente del Gobierno es nefasta, pero a la familia la mima como nadie. Su hermano ha recibido una subvención de 15.000 euros y su cuñada otra de casi 13.000. Si en las próximas elecciones autonómicas solo lo votan dos personas, ya sabes quienes son. 

El presidente de Valencia y el amor a la familia
Comentarios