Miércoles 21.11.2018

El peligro de la otra Concepción Arenal

 

A Kim Kardashian le ha dado por hacer de Concepción Arenal y no hay quién la apee. No es que se vista a la moda de los tiempos de la pensadora ferrolana, ella va más moderna, ni que se esté preparando para interpretar su biografía, sino que se ha metido a redentora de presos y no para. Cada dos días se da una vuelta por la Casa Blanca y negocia con Trump la libertad o al menos reducción de la pena de algún recluso. Veremos en qué acaba la cosa, porque sabiendo que el presidente piensa con la entrepierna igual un día negocian la excarcelación de una condenada por delito sexual y él se la lleva directamente de Sing Sing al despacho oval. FOTO: kim kardashian | aec

El peligro de la otra Concepción Arenal
Comentarios