lunes 26/10/20

El pazo de Meirás, por fin, ya es un poco más de todos

primer triunfo para el pueblo. Primero, porque se espera que pueda haber más después de que la familia Franco recurra la sentencia de la jueza que considera que el pazo de Meirás es del Estado. Lo que traducido significa que los herederos del dictador tienen que recoger sus cosas –las suyas de verdad– y devolver el inmueble a los españoles en general y a los sadenses en particular. Explica la magistrada que la residencia de verano del caudillo le fue regalada como jefe de Estado, no a título personal, y que la supuesta compra de la propiedad y el registro a su nombre no fueron más que una “ficción” que no tiene validez alguna. Los Franco pelearán, se supone, aunque solo sea por seguir creyéndose por encima de la ley, pero la justicia ha hablado. FOTO: el dentro de poco liberado pazo de meirás | efe

Comentarios