lunes 24.02.2020

La palmadita y la intermodal

EL regidor ferrolano se marcho a Madrid a tratar sobre los inmuebles de Defensa y alguna que otra infraestructura pero no llevada los deberes hechos. Ya que hay que desplazarse hasta el interior de la meseta, el acudir acompañado de un voluminoso dosier sobre las necesidades perentorias no estaba de más. Al final, le dan la palmadita en la espalda con la consabida estación intermodal, un recurso que utilizan todos los gobiernos para despedir feliz al alcalde de turno que se acerca hasta el ministerio. No hay ciudad gallega que tenga tan cerca el apeadero del tren y del autobús como Ferrol, por lo que lo hacer otra nueva no tiene sentido cuando el objetivo no es ahorrar nada de tiempo y confort en los trayectos ferroviarios.

La palmadita y la intermodal
Comentarios