jueves 22/10/20

Un país más vacío y cada vez con más viejos

Cuando el rostro de Javier Bardém empezó a estar en España más visto que el TBO, el actor decidió hacer las maletas y buscar en las americas el modo de continuar con su carrera artística. Allí, tuvo uno de sus papeles estelares en la película “No es país para viejos”. Si en lugar de rodarse en los EEUU, la cinta la hubiera producido, por ejemplo, Vaca Films, esa productora que se empeña en demostrar que Galicia es un magnífico escenario para las películas, habría cambiado, cuando menos, el título por el de “Un país para viejos”. Y es que Galicia se vuelve cada día más vieja y, al mismo tiempo, se va despoblando a un ritmo que más que preocupante es ya dramático. Tanto que ni los generosos cheques bebé parecen capaces de frenarlo...

Comentarios