• Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

La otra cara de subir el diésel

EN España, el sector del automóvil siempre ha tenido un cierto enchufe con el Gobierno. Es de suponer que todo se debe a la cantidad de puestos de empleo que genera, pero la realidad es que se inventan planes renove para que la gente cambie de automóvil y no hacen lo mismo para que modernicen su nevera o su cocina, ni tan siquiera el parqué del salón. De hecho, en este país siempre se ha apostado por conseguir que se instalen plantas de producción de vehículos, tanto es así que, pese a no tener ninguna marca que se pueda denominar “nacional”, la realidad es que existen hasta catorce factorías repartidas por la geografía patria. Pues bien, como si esto no importara, la idea de castigar a los vehículos que utilicen diésel con más impuestos ha provocado una grave crisis en estas fábricas hasta el nivel de que algunas ya han anunciado bajadas en la producción. Tal vez todo esto sea el resultado de hacer las cosas sin pensarlas bien.