lunes 28/9/20

El olor a incienso del Carnaval de Río

OMAR Raposo salió del seminario siendo un virtuoso de la música sacra y el canto gregoriano. Empezó a ejercer su ministerio en la parroquia del Cristo Redentor y grabó algunos CD con sonido de samba y letras religiosas. Este año se ha subido a la carroza de la escuela Unidos de Tijuca, que interpreta en su recorrido por el sambódromo la pasión de Cristo. El cura afirma: “Podemos disfrutar del Carnaval sin perder nuestra fe ni comprometer nuestros valores”. Ya hay quien ha empezado a rezar al Espíritu Santo para que del próximo cónclave salga elegido papa un brasileño. FOTO: una mujer, en el sambódromo de río de janeiro | efe

Comentarios