domingo 17/1/21

No hay tregua para los asesinos de ETA

Poco tardaron los corifeos en aprovechar el tramposo anuncio de ETA para comenzar a hablar de la necesidad de acercar a los criminales que están cumpliendo sentencia a cárceles cercanas a Euskadi. “A Casa”, dicen literalmente los abertxales, sabedores de que agrupaditos y bien cerquita de la zona de influencia suya nadie podrá ni siquiera toserles. Sin embargo, Mariano Rajoy ha tardado muy poco en enfriar estas aspiraciones, ya que ha asegurado que el Gobierno no admitirá la impunidad de los criminales. Menos mal que el presidente del Ejecutivo ya tiene garantizados los votos del PNV, que en esta ocasión se conformó con dinero y no con competencias para votar a favor de las cuentas del PP. Da miedo lo que los nacionalistas pueden sacar a un Gobierno débil y necesitado de votos, sobre todo si desde la izquierda se suaviza el discurso sobre los asesinos. Las víctimas y sus familiares merecen el máximo respeto y, antes de hablar de perdón, será necesario esclarecer todos los crímenes de los etarras.

Comentarios