lunes 26/10/20

No es no, también en la política

ser un verso suelto en la política puede reportar beneficios electorales, por ejemplo, a nivel municipal, pero no suele ser una buen estrategia cuando se trata de cuestiones nacionales. La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, está comprobando en sus propias carnes lo que puede suponer su decisión de ser más fiel a sí misma que su partido. Su “no” a Pedro Sánchez en la votación de investidura parece que no se quedará en simple anécdota y tendrá consecuencias a nivel interno en la formación isleña, que incluso podría dejarla fuera de sus filas. Y mientras la dirección del partido toma esta determinación, le llueven las presiones para que cambie su voto por uno que facilite la investidura. Que ya se sabe que los que se dedican a la cosa pública suelen ser de creencias volubles y lo que hoy ven imposible mañana es un hecho. Por eso a algunos les cuesta asumir que “no es no” también en la política.

Comentarios