jueves 3/12/20

La negociación era discreta, pero era real

LA canción infantil asegura que Pinocho fue a pescar al río Guadalquivir, pero lo mismo podía haber ido al Manzanares, al Ebro o al Ter, un río que descubrió en su día Ocón de Oro y que tan buen apaño hace desde entonces a los autores de crucigramas. En el fondo, lo de menos es el lugar; lo importante es que siempre formaba pareja con Puigdemont, quien negó la existencia de las supuestas negociaciones discretas con Rajoy y, ¡oh, casualidad!, “La Vanguardia” publico ayer una información en la que se cuenta con pelos y señales una reunión secreta entre ambos. El presidente del Gobierno, al menos, ni confirmó ni desmintió –“es gallego”, dirían en Madrid; “no es amigo de Pinocho”, dirían en Galicia– que se hubiese celebrado. Por cierto, al líder del PP catalán, Xabier García Albiol, podían haberle avisado de la xuntanza, porque menudo papelón hizo jurando y perjurando en público que no se había producido. 

Comentarios