sábado 26/9/20

Un narco con un gran futuro político

NO tiene nada que ver con los históricos de “Fariña”, se trata de un narco contemporáneo. Tiene 47 años y regenta un bar en Zaragoza que le sirve de tapadera para la distribución, de la que se encarga un veinteañero colombiano, que trabaja de camarero. Por ahí le viene un problema, al margen del de la droga. Le va a caer una multa porque el camello no tenía contrato y le pagaba en negro. Si es listo y se inscribe en Podemos aún tiene futuro. El tierno herbicida Pablo Echenique –“soy muy del amor y esas cosas, pero la mala hierba hay que arrancarla”–, también pagaba de aquella manera a su asistente y bien arriba que llegó. FOTO: heroína, intervenida por la policía | aec

Comentarios