lunes 26/10/20

Un muro para no entrar y unas rejas para no salir

LOS abogados de Joaquín Guzmán, “El Chapo”, denuncian el “excesivo confinamiento” –expresión que lo mismo se puede atribuir al florido lenguaje de un letrado hispanoamericano que al traductor– en que vive su defendido y que viene a significar que las medidas de seguridad que aplican al narco son estrictísimas. Vamos, que la cárcel donde está preso es la versión continental de Guantánamo y que así no tiene la menor posibilidad de fugarse... ¿Pero la cosa no era que los mexicanos no pueden entrar en EEUU? Porque por lo que se ve, tampoco pueden salir.

Comentarios