miércoles 25/11/20

Otro milagro más en el haber del PNV

parece que las aguas vuelven a su cauce y tras el espaldarazo a Bildu con la derogación de la reforma laboral a cambio de su apoyo implícito a la prolongación del estado de alarma, el Gobierno ha decidido contentar también al PNV, resentido a puertas de unas elecciones, de la relevancia ganada por los abertxales. Y, por arte de magia, el PNV será el encargado de gestionar el Ingreso Mínimo Vital en el País Vasco y en Navarra. Lo curioso es que la cesión de esta competencia se produce incluso antes de que esta renta haya sido aprobada por el Consejo de Ministros. Todo un milagro de Andoni Ortuzar, presidente del PNV. FOTO: Andoni Ortuzar | aec

Comentarios