• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

El miedo de los urbanitas a los animalillos

quienes viven en la ciudad, a base de rozarse con el asfalto y convivir con los coches se han convertido en urbanitas melindrosos a los que la presencia de cualquier bichejo les provoca casi un ataque de ansiedad. Así, es normal la psicosis desatada por las velutinas, nuevo máximo enemigo de la civilización, cuya presencia es capaz de poner los pelos como escarpias a todo un barrio. Pero las avispas asiáticas no son las únicas que andan sembrando el pánico. Ahora parece que le toca el turno a los jabalíes, que cada vez se acercan más a la ciudad de A Coruña en busca de alimento. Tal vez haya que montar una fiesta al estilo de las del pueblo de Astérix, hacer una batida e instaurar una nueva fiesta gastronómica con el porco bravo como protagonista.